viernes, 28 de octubre de 2016

Reseña: KOKO

Nombre: KOKO
Autora: Ana Belén Ramos
Tipo de lectura: Novela
Características: Tapa blanda con solapas
Páginas: 236
Editorial: Océano

¡Gracias a la Editorial!



Sinopsis:

Koko es una niña con cola que vive ajena a la transformación sufrida por el mundo después de la Gran-Gran Crisis. Cuando un dia pierde su querida cola, Koko se lanza a buscarla y descubre que la naturaleza casi ya no existe, y que el hombre ha perdido la conexión con sus sueños. Pero Koko está resuelta a encontrar su cola y en su camino se topará con los más increíbles personajes y las más extraordinarias aventuras. Una historia que crea un universo de fantasía nuevo y original, destinado a convertirse en un clásico de la literatura juvenil.



Reseña:

KOKO contiene en sus páginas un triste mensaje en forma de historia para un público infantil y juvenil. Es una aventura de una niña llamada Koko Rabo, que es como le dicen sus amiguitos pajaritos, y es que le dicen así porque Koko tiene un rabo, sí, como los que tienen los monitos, ella es una niña con una colita que usa para prácticamente todo, porque todo es más divertido y fácil con una colita larga que te ayude.


“Los sueños, no solo sueños son”.

(Pág. 63)



Nuestra amiga vive en un lugar paradisíaco en la cima de una montaña, con árboles, flores, una cascada, río, una hamaca hecha de hojas, etc. El agua es pura y deliciosa, por las noches cuenta las estrellas y come las más ricas frutas que crecen en el campo. 

Koko se caracteriza por ser despistada y desordenada, pero eso sí, ella no es para nada cobarde o miedosa, y eso de demuestra por lo siguiente. 

Una mañana Koko despierta y se da cuenta que su querida colita ya no está ¿Pero qué paso, dónde habrá ido a dar? Koko busca por toda su casa, pero nada encuentra. Entonces cuando va al río se le ocurre una idea de dónde podría estar.

Quizá cuando se bañaba su colita se habría ido por el río montaña abajo. Sin dudarlo, prepara su mochila y emprende un viaje para encontrarla. No importa si llegó al mar, ella se metería en él para hallarla. 

Y ahí Koko se da con una realidad que nunca se habría imaginado. Una que ni en sus sueños más locos habrían soñado. Y es que en aquella montaña viviendo toda su corta vida, había estado completamente aislada del mundo real, el cual estaba pasando por la GRAN GRAN CRISIS desde hace siglos.



Koko es inteligente, pero también ignorante. Un mundo sombrío, donde a medida que se desciende colina abajo, una bruma negra lo cubre todo. El suelo se contempla negro y el río se hace cada vez más chico, hasta que en un momento dado, se convierte en un hilo de agua hasta que termina desapareciendo.

Cuando termina de descender ya ni rastros hay de lo que era su casa. El mundo no es como pensaba que era.

La gente que conoce abajo es malvada y mentirosa, pero también se encuentra con gente buena, y la ayudan a buscar lo que tanto atesora.

A medida que las páginas avanzan, Koko vive nuevas aventuras con nuevos amigos.



Entonces, se dará cuenta, que quizá su colita perdida no significa nada a comparación de un problema mayor que afecta a todo el mundo.







“Digo que no quiero nada. ¡Nada! ¡Nada! 
Acabo de recordar que Jorgand dijo que 
los sueños pequeños solo sirven a una persona, 
pero los grandes sueños son buenos para todo el mundo. 
¿Y éste es el país de los grandes sueños? 
Debería llamarse el país de los sueños insignificantes 
o de los grandes egoístas”.

(Pág. 187)


Es triste ver cómo en este libro, el mundo ha cambiado de manera tan radical, cómo el encontrar un poco de musgo sea tan complicado. Un paraje donde a lo lejos se vean enormes chimeneas humeando y contaminando aún más de lo que ya está. Y que una mujer le dé un concejo a una niña de que lo más importante en la vida es el dinero (sin mencionar el hecho de que se la quería devorar viva, (literal)

Y paralela a la cruda realidad, nos encontramos con El País de los Grandes Sueños, donde la única manera de entrar es por La Puerta de La Luna, este es un lugar donde todo es posible, donde todo (como el hogar de Koko) está cubierto de plantas y de campo verde lleno de vida. Y donde si te fijas bien, la Madre Naturaleza podría estar durmiendo enferma en algún rincón, lejos de los insoportables humanos.



“La Naturaleza puede estar enferma, pero no ha muerto. 
Si hubiera muerto no estaríamos aquí ninguno de nosotros”
(Pág. 136)



Este es un libro infantil de una nena con cola, o sin cola mejor dicho, que descubre el mundo tal cual es.

Su lenguaje es muy simple pero también muy directo. Me encantaron las ilustraciones que tienen, aparte de ser muy bonitas, ayudan mucho, como en cualquier libro y lo hacen mucho más interesante.

La edición también es preciosa, con esas plantas rodeando todo y las letras en relieve la terminaron rematando.




Sinceramente no le tenía mucha fe a este pequeño libro, pero me jugué con él y fue una buena elección. Es bello y con personajes simpáticos que se quedaran por un tiempo contigo en tu memoria.
 En especial (en mi caso) con el viejo Jorgand, el atrapasueños.

1 comentario:

  1. Hola!

    Si más no la edición me ha encantado y creo que es un libro que puede enseñar alguna que otra cosa, así que lo apunto.
    Besos!

    ResponderEliminar

:)

:)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Hola

Gracias por tu comentario, en cuanto pueda te lo devolveré :)

._.

._.